Buscar

¿Por qué los católicos veneramos a María?


Uno de los temas que más nos critican nuestros hermanos no católicos, es la veneración a la Virgen María pues ellos creen que realmente "Adoramos" su persona, y de esa manera no reconocen la existencia de un culto de veneración ni tampoco lo diferencian como dos conceptos distintos. Es por ello,  que creo necesario demostrar los motivos bíblicos por los cuales los católicos veneramos a la Santísima Virgen María, la obra más perfecta del creador.

El Catecismo de la Iglesia Católica aclara que se trata de un culto totalmente distinto al de adoración:

971 "Todas las generaciones me llamarán bienaventurada" (Lc 1, 48): "La piedad de la Iglesia hacia la Santísima Virgen es un elemento intrínseco del culto cristiano" (MC 56). La Santísima Virgen «es honrada con razón por la Iglesia con un culto especial. Y, en efecto, desde los tiempos más antiguos, se venera a la Santísima Virgen con el título de "Madre de Dios", bajo cuya protección se acogen los fieles suplicantes en todos sus peligros y necesidades [...] Este culto [...] aunque del todo singular, es esencialmente diferente del culto de adoración que se da al Verbo encarnado, lo mismo que al Padre y al Espíritu Santo, pero lo favorece muy poderosamente" (LG 66); encuentra su expresión en las fiestas litúrgicas dedicadas a la Madre de Dios (cf. SC 103) y en la oración mariana, como el Santo Rosario, "síntesis de todo el Evangelio" (MC 42).( Numeral 971 del CIC).

El catecismo define el culto dado a la Santísima Virgen Maria como un culto de “honra especial”, el nombre técnico de dicho culto es el de hiperdulía, o dulía en grado máximo. La palabra “dulia ”  viene del griego douleuo que significa “servir, siervo” y lo encontramos en un contexto religioso en Romanos 7,25 , Gálatas 5,13 y Filipenses 2,22.

Una vez visto el origen de la palabra pasaré a dar los motivos bíblicos, al menos los más evidentes,  del culto de veneración a la Santísima Virgen.

¿En qué parte de la Biblia se enseña a reconocer a María como Bienaventurada?

El pasaje en cuestión es el siguiente:

Porque ha mirado la humilde condición de esta su sierva; pues he aquí, desde ahora en adelante todas las generaciones me tendrán por bienaventurada. Lucas 1,48

Esta cita bíblica nos enseña dos cosas: Dios vio la humildad de María, su sierva. Aquí es importante destacar que en el idioma original griego se usa la palabra ἐπιβλέπω que se traduce literalmente como: mirar con favor, tener especial atención con, por tanto podemos traducir el pasaje como “ Dios presto especial atención a la humilde condición de María”, “Dios miro con favor la humildad de María”, esto nos viene a decir que María tenía el favor de Dios, y esto le situaba en un puesto privilegiado, especial . Esa posición especial de María con Dios la lleva afirmar que todas las “generaciones la verán como Bienaventurada”, es decir, Santa. Reconocer a alguien bienaventurado, bendecido, que disfrutará de los beneficios y privilegios de Dios. Esto se dice debe ser reconocido por todas las generaciones, es decir por todos los cristianos de todos los tiempos.En base a estas dos conclusiones podemos afirmar que San Lucas está planteando los cimientos del culto de veneración de una manera muy clara: por ser especial para Dios, y porque debemos reconocerla como bendecida y privilegiada de generación en generación.

La pregunta entonces sería ¿Hay evidencia de qué las otras generaciones posteriores la reconocieran como bienaventurada o bendita? La respuesta es : Si, y por ello existen estas evidencias:

"27.Sucedió que, estando él diciendo estas cosas, alzó la voz una mujer de entre la gente, y dijo: «¡Dichoso el seno que te llevó y los pechos que te criaron!» 28.Pero él dijo: «Dichosos más bien los que oyen la Palabra de Dios y la guardan.»" Lucas 11,27-28

Cuando Jesús predicaba, 30 años después de la anunciación, una mujer reconoce a María como Bendita o Dichosa por haberle amamantado al  Divino Salvador, pero debemos aclarar que Cristo piensa es más bendita y dichosa por haber guardado la palabra del Señor y haberla cumplido (Lucas 1,38).

Así que entonces, tenemos como la primera generación de cristianos ya reconocía a María como dichosa y bendita, Cristo mismo la reconoció así solo que dándole un enfoque más espiritual basado en el cumplimiento de su palabra. Las siguientes generaciones comparan a Eva con María, llamándola a esta última Nueva Eva, de esta manera la reconocen como bienaventurada por haber realizado la voluntad de Dios, trayendo a Cristo al mundo. El primero de ellos fue San Justino Martir en su obra “Dialogo con Trifón 100”, también tenemos a San Ireneo en su obra “Contra las Herejias III,22,4” , a Tertuliano en su obra “La Carne de Cristo 17,5”.

Unos años después de Tertuliano, San Atanasio reconocerá a la Virgen como excelsa y bendita: Si según el Profeta Isaías son bienaventurados todos los que proceden de Sión y viven cerca de Jerusalén como domésticos, ¿cuánta debe ser la alabanza de la excelsa y sacrosanta Virgen María, que fue elegida para ser Madre del Verbo, según la carne? ( San Atanasio en  catena aurea  comentario a Lucas 1,48).

Posteriormente San Epifanio, ya nos hablaría claramente de la Veneración a la excelsa Madre de Dios: “A María hay que venerarla. Pero al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo hay que tributarles adoración ; a María nadie debe adorarla (Haer. 79, 7).

Por tanto, todas evidencias nos demuestran claramente que la Iglesia primitiva se tomó en serio este pasaje de San Lucas y reconoció a María como Bienaventurada.

Posición privilegiada dentro del cuerpo místico de Cristo

En la escritura se enseña a dar honra a los siguientes grupos de personas: A los emperadores--- 1 Pedro 2:17La autoridades--- Romanos 13:6-7Los padres y madres--- Efesios 6:2, Deut 5:16Las viudas- 1Tim 5:3Los ancianos, predicadores y maestros- 1Tim 5:17Las esposas- 1Pe 3:7Los santos del cielo, los profetas, los héroes del AT--- Col 3:18, Fil 3:21, Mat 22:30, Heb 11.Si la escritura enseña que a todos estos grupos de personas podemos nosotros honrarlas y alabarlas por sus logros, ¿por qué entonces no podemos hacer lo mismo con María? Ella sin lugar a duda está por encima de todos ellos:

y exclamó a gran voz, y dijo: Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre Lucas 1:42

Es la única persona llamada Bendita entre las mujeres por el Espíritu Santo, o sea por Dios mismo. Lo cual nos lleva a ver a María en una posición de privilegio sobre las demás criaturas humanas, posición ganada por haber sido la madre del Señor (Lucas 1:43).

¿Por qué las viudas, los ancianos, los emperadores pueden ser honrados pero la Madre del Señor, no debe serlo? Sin duda que esta pregunta no tiene respuesta para aquellos que desprecian el culto a la Madre de Dios.

Jesús Urones



Si quieres conocer mas argumentos apologéticos para sustentar la veneración a la Virgen y otros temas marianos te recomiendo mi libro "Fundamentos Bíblicos del Catolicismo - Tomo II" dando clic aquí

404 vistas